07 de Septiembre de 2022

ARBA dejó de retener más de $1.022 millones a 650 mil monotributistas bonaerenses durante el último año

Este sistema permite pagar de forma unificada el Monotributo nacional e Ingresos Brutos provincial, lo que supone una disminución de carga administrativa y mayor agilidad a la hora de cumplir con los impuestos.
 

La provincia de Buenos Aires benefició a 652 mil monotributistas bonaerenses que, al adherir al régimen de Ingresos Brutos Simplificado, dejaron de pagar anticipos de ese tributo por un monto superior a los $1.022 millones en los últimos 12 meses.

Este sistema implementado por la Agencia de Recaudación permite pagar de forma unificada el Monotributo nacional e Ingresos Brutos provincial, lo que supone menos trámites, una disminución de carga administrativa y mayor agilidad a la hora de cumplir con los impuestos.

Quienes adhieren a Ingresos Brutos Simplificado también quedan fuera de los regímenes de retenciones y percepciones, evitando el pago de anticipos, y ya no están obligados a presentar declaraciones juradas ante ARBA.

Cristian Girard, director de la Agencia de Recaudación bonaerense, consideró que a partir de la creación del régimen simplificado de Ingresos Brutos “ha mejorado sustancialmente la experiencia de las y los contribuyentes en el cumplimiento tributario”.

En ese sentido, explicó que “Ingresos Brutos Simplificado conlleva una reducción de la carga administrativa y financiera para monotributistas, que de esa forma pagan menos y no tienen retenciones bancarias cuando venden en comercios con tarjeta de débito y crédito. Esta simplificación brinda una serie de beneficios que contribuyen a fortalecer la cultura tributaria”.

Además, consideró que “desde que comenzó nuestra gestión en ARBA hemos tenido una agenda de trabajo orientada a profundizar la simplificación tributaria como forma de mejorar el cumplimiento en todos los sectores, pero especialmente enfocada en facilitarles las cosas a quienes poseen menores ingresos”.

Respecto de la reducción de trámites, según un relevamiento de la Agencia de Recaudación, la implementación de Ingresos Brutos Simplificado evitó al conjunto de contribuyentes que adhirió al sistema tener que presentar, en total, más de 5,7 millones de declaraciones juradas durante los últimos 12 meses.

Ventajas del régimen simplificado

El nuevo sistema de Ingresos Brutos, que comenzó en agosto del año pasado, permite pagar en una sola cuota fija mensual tanto lo correspondiente al Monotributo como a Ingresos Brutos. El importe de esa cuota unificada depende de la categoría de Monotributo de cada contribuyente.

A la vez, las y los contribuyentes que se suman a la iniciativa dejan de efectuar pagos anticipados de Ingresos Brutos, y ya no tienen la obligación de presentar declaraciones juradas ante ARBA.

Como ventaja adicional, quienes revisten como nuevas o nuevos contribuyentes, dado que inician o ya iniciaron su actividad económica este año, reciben una exención por el pago de Ingresos Brutos durante 12 meses. Hasta el momento, esta medida brindó un beneficio complementario a 157.525 monotributistas bonaerenses.

El régimen de Ingresos Brutos Simplificado alcanza a contribuyentes locales, es decir, con actividad económica únicamente dentro del territorio bonaerense; por ende, no se extiende a quienes tributan en el marco del Convenio Multilateral, que registran actividad en más de una jurisdicción.

La flexibilidad es otra ventaja de esta nueva modalidad de Ingresos Brutos, ya que quienes adhieren tienen la posibilidad de salir del sistema y optar por el Régimen General, en caso de que lo estimen conveniente.